Si Usted ha puesto su fe en Jesucristo, se convirtió en un nuevo ser ante Dios. Este acontecimiento es comparable a nacer de nuevo. Esto significa por ejemplo, que Usted ahora tiene una relación completamente diferente con Dios. La Biblia llama a esto „ser justo“.

Usted ahora tiene paz con Dios.

En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos1 paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. (Romanos 5:1)

Por Cristo el problema con el pecado está solucionado.

De Éste dan testimonio todos los profetas: Todo el que cree en Él, recibe el perdón de pecados por medio de su nombre. (Hechos 10:43)

Lektion12 HaendeAhora forma parte de la familia de Dios.

Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12)

Su eternidad está asegurada.

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Jesús el Mesías. (Romanos 8:1)

Dios mismo entró en su vida mediante la persona del Espiritú Santo.

En Él también vosotros, habiendo oído la palabra de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en Él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo prometido. (Efesios 1:13)  Esto es maravilloso! Verdad? Pues ahora puede empezar a crecer en su nueva vida espiritual. Son muy importantes los siguientes cuatro puntos:

Orar – Hable todos los días con Dios.

Dios se alegra cuando Usted habla con Él, porque como su amigo y padre se interesa por cada pequeño detalle de su vida. Hable con Él sobre su familia, su trabajao, sus alegrías, sus preocupaciones y deseos. Déle gracia por su bondad y pídale perdón, cuando ha vuelto a fallar otra vez. Dios siempre le está escuchando atentamente, le quiere perdonar y estar a su lado. Le puede pedir perdón diariamente. Los hijos de Dios tampoco son perfectos. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. (1. Juan 1:9)  Cuando ora, no tiene que hacerlo en un horario específico o en un lugar específico, pero ambas cosas pueden ayudar a encontrar tranquilidad ante Dios y escuchar su voz. Cuando oramos, Dios nos regala su precencia - así que ore frequentemente.

La Biblia – Haga la palabra de Dios la base de su vida

Dios le quiere decir qué es lo que Él lleva en su corazón. Lo puede hacer de varias maneras. Especialmente leyendo la Biblia Usted puede escuchar su voz. Así va a entender cada vez mejor, cómo es Dios y cómo es su plan perfecto para su vida - poniendo a prueba qué es lo que agrada al Señor. (Efesios 5:10)  Comienza mejor con uno de los Evangelios en el Nuevo Testamento, por ejemplo con el Evangelio de Lucas. Después puede leer la Carta de Pablo a los Romanos, en la cual están descritos muy claramente el sentido y el objetivo de nuestra vida. El mismo Espíritu Santo le va a guiar al leer la palabra de Dios. Usted va a ver que con el tiempo entenderá cada vez más.

Lektion12 Haende SWComunidad – Busque otros cristianos, que le apoyen en su vida espiritual.

Dios desea que no caminemos por nuestras vidas como luchadores solitarios, sino que encontremos a otros cristianos y que establezcamos relaciones cariñosas. Entre cristianos podemos aprender unos de los otros, podemos escuchar juntos la Palabra de Dios, podemos acompaَñarnos y juntos llevar el mensaje del amor de Dios a otros. Los amigos de Dios se necesitan unos a los otros. Así que únese a una comunidad cristiana y disfruta de la comunidad de fe. Allí es donde Usted va a experimentar cada vez más el gozo de servir a otros, utilizando los dones y capacidades que Dios le ha regalado. Esto es importante para Dios porque nos advierte de siguiente manera: No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca. no abandonando nuestra propia asamblea, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuanto veis que aquél día se acerca. (Hebreos 10:25)

Servir – Manifieste su vida cambiada como cristiano.

Y ahora, ¿qué te pide el Señor tu Dios? Simplemente que le temas y andes en todos sus caminos, que lo ames y le sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma (Deuteronomio 10:12)  Una vida que le agrade a Dios debe ser su objetivo principal. También debe ser importante para Usted, servirle a Dios con sus capacidades únicas. Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. (Efesios 2:10)  Sea dispuesto a contarles a otros de lo que el Señor ha hecho en Usted. Esto no solamente es un deber para nosotros que confiamos en Él, también es una experiencia que nos trae alegría. Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. (1. Pedro 2:9)

Puede descargar las doce lecciones gratis como archivo PDF.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo