Irremediablemente pérdido.

Cuando se diagnostica una enfermedad, lo primero que nos preguntamos es: "Es una enfermedad terrible?" Realmente nos deberíamos plantear la misma pregunta para la „enfermedad espiritual – del pecado“ . Nosotros reconocemos que somos pecadores, porque supuestamente no sabemos lo que esto significa. Normalmente solo pensamos en las fallas cotidianas y en la imperfección normal de la naturaleza humana o nos escondemos detrás de la frase: "Eso lo hacen todos!" Pero con estas explicaciones solo queremos evitar hacernos la pregunta: Que tan terrible es realmente nuestra situación? La Biblia nos da Información al respecto.

Lektion6 FrauLa Biblia dice que somos malos de cabo a rabo.

Esto no significa que no podemos hacer cosas buenas. Pero si corrobora, que el pecado ha penetrado cada area de nuestro ser interior – tambien en nuestros pensamientos, nuestras sensaciones, nuestros deseos, nuestro entendimiento,nuestra mente y nuestra fantasía. Engañoso es el corazón mas que todas las cosas, y perverso; quién lo conocerá? (Jeremias 17:9)  El problema principal no es lo que hayamos hecho en una o en otra situación y haber podido ofrecer nuestras disculpas. El problema radica en lo que somos. Los seres humanos pecamos continuamente porque somos seducidos por nuestra porpia naturaleza de pecado. Porque de dentro del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. (Marcos 7:21-22)

A los ojos de Dios es cada pecado terrible.

Veamos que en esta porción de la palabra de Dios,se enumeran, pensamientos, palabras y hechos de diferentes areas de nuestra vida. Muchas veces encasillamos nuestra idea de pecado a crimenes como el asesinato o el robo. Pero la Biblia no nos insta a encasillar el pecado de esta manera en nuestro entendimiento. Todo, lo que no esta sujeto a la voluntad y medida de Dios es pecado. Todo lo que dejamos sin concluir, lo que decimos, hacemos o pensamos en no concordancia con Dios es pecado. Y para ser sinceros: Quién podrá decir: “Yo he limpiado mi corazón, limpio estoy de mi pecado."? (Proverbios 20:9)  Acaso usted?

Pecado es rebelarse contra el señorío de Dios y sus mandatos.

Todo aquel que comete pecado, infringe tambien la ley; pues el pecado es infracción de la ley. (1. Juan 3:4)  Ninguna ley nos insta a mentir, a engañar, a tener pensamientos impuros o a cometer otro tipo de pecado. Usted decide al respecto. Si nosotros desatendemos las ordenanzas de Dios y con esto le despreciamos conscientemente, es terrible, pues Dios no lo deja simplemente pasar por alto. Dios es juez justo. (Salmos 7:11)  Dios nunca pasará el pecado por alto. Podemos estar seguros de que ningún pecado se queda sin ser disciplinado. Por una parte llega Dios a nosotros por la disciplina a nuestro pecado y eso en esta vida. Pero el castigo definitivo viene después de la muerte en el dia del juicio. De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. (Romanos 14:12)

Puede descargar las doce lecciones gratis como archivo PDF.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo